Reducción en el despliegue de medidores inteligentes

El hurto de electricidad y otras pérdidas no técnicas ocasionan pérdidas de ingresos, reducen la vida útil de los activos, afectan la seguridad del personal y generan emisiones CO2 innecesarias.
 
En décadas recientes, los medidores inteligentes se han popularizado como solución al problema; sin embargo, a pesar de esos despliegues, los indicadores se mantienen altos. Este artículo presenta la Metodología TGI, que combina un software en la nube y sensores intra-red para ubicar e identificar las pérdidas más rápido y con menos recursos, en cualquier punto del despliegue de medidores inteligentes (o en ausencia de ellos).
 
Para ver este artículo de la Revista CIDET de clic aquí
Categoría: