Suministro de energía en el país, un asunto de vital importancia

Con el fin de asegurar el abastecimiento energético en el país, se creó un convenio de cooperación en ciencia y tecnología para generar una línea de trabajo en el planeamiento energético en el  largo plazo.

Este convenio, es  insumo para el Plan Energético Nacional 2050 que se encuentra realizando la Unidad de Planeación Minero Energética y que definirá cómo se proyectará Colombia

Sin  duda alguna la electricidad es la piedra angular que ha permitido durante los últimos siglos, el desarrollo vertiginoso de la humanidad.

Desde la invención de la bombilla eléctrica a manos de Thomas Alba Edison, hasta  los modernos autos eléctricos, la electricidad mueve el mundo y no podríamos imaginar una vida sin ella.

La industria energética es una industria estratégica dentro de la economía, además de ser insumo y potenciadora de otros sectores. De ahí, que se ha hecho de vital importancia, dejar el tema de la seguridad energética reservada a los Estados, que garantizan el abastecimiento energético en el largo plazo.

¿Cómo ha evolucionado el concepto de seguridad energética?

El concepto de seguridad energética es dinámico y obedece a la interrelación de varias dimensiones. Su evolución comienza con la decisión del almirante Winston Churchill de cambiar la fuente de potencia de los barcos de la marina británica de carbón a petróleo, para competir con los navíos alemanes, suceso que obligó a pasar del seguro carbón de Gales al incierto petróleo del Golfo Pérsico.

La Seguridad Energética se centró entonces en el suministro del combustible, pasando por el embargo a los Estados Unidos de América por parte de los países árabes de la OPEP (Organización de países productores de petróleo) en 1973, enfrentamientos y cambios geopolíticos en el mercado de hidrocarburos, expansión de los sistemas eléctricos, accidentes nucleares y fenómenos climáticos extremos.

Cada país ha enfrentado su propio concepto de Seguridad Energética; economías como la china o la india buscan mitigar los impactos de la dependencia de los mercados energéticos internacionales, Rusia en busca de retomar el control de las rutas de transporte de sus hidrocarburos, Estados Unidos en busca de su independencia energética y la Unión Europea buscando el suministro de gas natural para la infraestructura critica.

En el caso colombiano, un país tradicionalmente exportador de hidrocarburos, las definiciones de la Seguridad Energética se habían centrado en garantizar el suministro de energía y aumentar la cobertura. Sin embargo, se han abordado aspectos tangenciales por parte de entidades gubernamentales, universidades, y centros de desarrollo tecnológico, reflejados en los planes energéticos nacionales, planes de expansión de la generación y la transmisión, mecanismos para atraer inversión extranjera y garantizar la expansión del parque generador como el cargo por capacidad o el cargo por confiabilidad.

Como resultado se concluyó que la Seguridad Energética para Colombia consiste en satisfacer las necesidades energéticas de forma confiable, accesible, asequible, adaptable y aceptable social y ambientalmente.

Para garantizar el suministro de energía, ¿debemos apostarle a las renovables?

El sector eléctrico colombiano se proyecta a futuro, con el objetivo de responder a la demanda creciente de forma sostenible que implica el uso de recursos renovables para mitigar el impacto climático y apostarle a una nueva economía.

Desde plantas ubicadas en los rellenos sanitarios para convertir basura en energía, hasta la utilización de celdas solares en zonas no interconectadas, CIDET, lidera desde su conocimiento y experiencia para aportar a esa transición que se está viviendo y que ha permitido avanzar con iniciativas que no solo conversan con el medio ambiente, sino que benefician poblaciones.

Los desafíos se deben ir solucionando a medida que se van presentando. En Colombia ya hemos avanzado gracias a proyectos que lideran empresas como CELSIA, EDEQ y EPM en el sistema interconectado, al igual que el IPSE, HYBRYTEC y muchos otros protagonistas en Zonas No Interconectadas que han dado los primeros pasos para esas soluciones que a futuro se pueden dar para cumplir los propósitos. 

CIDET está participando en la conceptualización, diseño y ejecución de proyectos piloto, que utilicen energía solar, eólica, pequeñas centrales hidroeléctricas y biomasa, tendencias tecnológicas en transmisión y distribución de energía, que ayuden a garantizar la seguridad energética en el largo plazo.